El Blog

Calendario

<<   Marzo 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

MI TIENDA

Alojado en
ZoomBlog

Mis Primeros Años

Por Jackielagos - 10 de Marzo, 2006, 20:00, Categoría: General

Describir  la casa de campo en la que me crié,  es hoy día un sueño que tengo nítido en mi mente. Una casa grande vieja, llena de cautivadores recovecos, la recuerdo siempre ataviada de una simpleza única, que jugaba a la perfecta armonía con quienes la ocupaban,   mi abuela decía que había sobrevivido al terremoto del año 1960, creo que por eso mirar las paredes  incluso hoy, la delatan inmediatamente. Cada habitación hacía que mis ojos de niña la vieran una enormidad, una morada que cuando veo,   la sigo sintiendo tan frágil y grávida como aquellos años. Ahora que todavía la recorro,  la observo y la repaso,  no puedo dejar de mencionar, por ejemplo,   los terrores nocturnos que me invadían cuando escuchaba a las ratas husmear por sus rincones.

En ese entonces, sentirlas  que cada noche hacían un habitual peregrinar    a la bodega en que se almacenaban los granos, esos que  cosechábamos en verano. Y el sólo echo de advertir que los bichos andaban cerca,  me causaban una sensación de fragilidad y empezaba el miedo a imaginarme que si no encontraban comida, vendrían por mí.

 

¡Pobres ratas!, Siento que  pagaron injustamente la incansable persecución de los gatos y de mi abuela,  al ser culpadas  de la merma que había en la caja en que ella guardaba las galletas.

 

 Era francamente irresistible no caer en la tentación de probarlas, sobretodo que el olor a canela y otras especias llegaban justo al cuarto donde yo  dormía. Tengo que reconocer que no se siente nada de bien escuchar a mi abuela cuando decía: “Tengo fundadas sospechas de que pronto caerán  esas ratas, sin embargo, tengo curiosidad por saber cómo se las ingenian para dejar todo tal como está”. Yo sólo tomaba unas cuantas obleas,  para llevármelas a la cama y comerlas debajo de las sábanas casi como delinquiendo, en total comunión con el silencio,  leyendo un libro prohibido que me habían prestado. Digo indebido, ya que no había nada más vedado en la casa, que distraerse alucinando fantasías amorosas con príncipes y doncellas encantadas, “aún eran demasiado niñas”, decía mi abuela, para saber los vericuetos y todos esos enredos de un palacio.

 

 

Como quisiera poder traspasar en estás páginas,  cada una de las emociones que hizo de mi vida en el campo, una verdadera historia, llena de mágicos momentos... de situaciones efervescentes que adornaban la vida de esos niños que fuimos un día. ¿Será que haberlos tenido sea hoy el resultado de ver un mundo más humano, con gemidos actuales que dejan a hijos sin viveza para saborear a los viejos asequibles que pueden llegar a ser los abuelos?

 

Mis Primeros Años...

Se terminó de imprimir en Imprenta Austral de Temuco en mayo del 2003.-

Registro de Propiedad Intelectual:129.015

I.S.B.N.956-291-734-7

Diseño en la edición: Jorge Carrasco

Ilustraciones: Cristóbal Sandoval

Fotografía: Rubén Vargas

 

“se prohíbe la reproducción total o parcial sin la autorización del autor, excepto para fines periodísticos”

 


 

 

 

Permalink :: 4 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com