El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

MI TIENDA

Alojado en
ZoomBlog

Palabras Diversas ha publicado "Diario de una Bruja"

Por Jackielagos - 15 de Septiembre, 2006, 13:31, Categoría: General

 
LA PALABRA
  Jacqueline Lagos

La escritora Jacqueline Lagos, nació el 4 de abril 1965, en Osorno, Región de Los Lagos, Chile. Su ciudad, Osorno, la ha visto crecer y descubrirse a si misma como un miembro entrañable de la comunidad. Desde niña expresó sus pensamientos en el papel, no obstante que solo hace algún tiempo ha dado cuenta pública que esa es realmente su verdadera vocación.
Alumna del Liceo Comercial de esta ciudad, egresó con el Titulo de Agente de Publicidad y Ventas
Respetada y valorada por sus congéneres, ha participado como jurado de varios Concursos Literarios
Asesora del Taller de la Comunidad de Francke, organización de pobladoras dueñas de casa que cuentan con el apoyo voluntario de Jackie.
Entre otras actividades es: Coordinadora del Proyecto LibrolibreChile en Osorno; Columnista del Diario Digital ColumnaSur ; Hoy cuenta con dos publicaciones, "Mis Primeros Años..." (2003) y la última novela "Una bruja emplumada en el Tzolkin",(2005). Antología, Magia de Luz y Sombra (2004)
Staff del libro OSORNO y sus alrededores, del fotógrafo Rubén Vargas (2006), de la segunda antología de Escritores.cl, "Voces on line" (2006)

CURRICULUM VITAE
  Jacqueline Lagos
 
DE DIARIO DE UNA BRUJA

Entre rodillas

En penumbras,
Preguntas:
¿hay sol afuera?
Sí, respondí
con mi frente en las rodillas.
Tú,
en las notas de Jimy Hendrix

Cuanta basura he mordido,
y tú,
en el ocio disfrazado
me obligas a ver el sol,
cuando ya no hay estrellas en los nidos.

Entre empujones callejeros
he visto chutear al hijo,
las nubes acogieron los gemidos...
y tú,
guitarreando un invento,
sin oídos.

Me congelo en el veneno,
anudando mis palabras
izando una bandera seca.

Esquinada,
entre rodillas cansadas
he visto chutear al hijo.
Y tú,
saboreando un rock añejo.

Niego la comparsa
embaucada por sonidos.

Me esclaviza,
el perro que ya no ladra.
En la estancia,
murieron lo ciruelos
El río, va quedando viejo,
ya no volverá el hijo...

En penumbras,
invernaré granizos
mis puños. mis pies ,mi boca
divagan promesas,
maldiciendo cruces
en el fondo del sepulcro.

Mientras tú,
bebes ron y cigarrillos.
Mi garganta es una sombra,
sin ruidos
calcinada, ausente...

Rotas mis manos,
callan los rasguños
mi espalda retorcida
escucha notas de guitarra
Yo, Madre-Hija
¡he visto chutear al hijo!



"Hoy, quisiera escribir la carta más extensa... no quisiera detener las hojas blancas los sentimientos que guarda el alma, quiero se desnude sin golpes en la puerta o estorbo de teléfono, escribir hasta fallecer cada palabra en el aliento que empuja el instante.
Quisiera escribir tanto como la luz del día, vienen miles de pensamientos que esperan trazar las emociones en este avance rápido del tiempo, no me importa lo que vendrá, hoy escribo la carta más larga.
Son miles de sueños truncados en noches que no duermo, una mente inquieta dibuja escritos que fluyen como campos en primavera, la melancolía llena un lápiz que acompaña esto que delata el alma, postergando la vida cotidiana que se adueña.
Quiero dejar hoy, una parte de mujer grande que siente fragmentada la juvenil esencia, lucha en un cuerpo suicidado para quedar plasmado en pergamino.
Cada suspiro me detiene en la ansiosa carrera que lleva el corazón apretado, cuando no salen las palabras.
Imágenes de playas enamoradas, van por laberintos equivocados y antes de perder la encrucijada que da el abismo, antojo sensación de palpitos de amor...
La vida se pasa gastando el reloj, al lado, una pluma esquiva en semáforos de vividos días. Viejas canciones guardan palabras recitadas en el aire por si lloras mi muerte.
Traspasarás mis coplas rebeldes de mujer muda cuando tu idiotez se pose de frente y vulnere las estrategias para protegerse.
Quiero des vida a estas palabras tendido en una cama que no vive, sin problema mueren los instantes tratando de bosquejar las frases que suplantan el discurso que conoces...
Seguro preguntarás siempre lo mismo, si soy feliz, qué hace falta, que veo en diez años más... que las pastillas son un calvario, cargas conmigo sin tu consentimiento.
Anónima quedará la impaciencia ahora en esta carta, cada pasaje tragado hace que guarde deseos en besos robados y en archivos que me tienen mas cerca del infierno que del cielo.




Fulgurante, ansioso, guerrero, e impávido te recuerdo, vulnerable fue tu espacio en mi regazo, seguiré sosteniendo tus ausencias que brillan en la gracia de tu alma y aquí estaré para cuando decidas abrir tus ojos a la esencia, urgente inventaré excusas para salir del agujero, no es la libertad que piensas esa que busco, si no el afecto, las emociones palpitan fuera de mí ahora, pero en la catarsis que atrapa la mente, te escribo mientras tanto, uniendo el amor, ataviada de azul para opacar un poco el cielo."


Inventé mil palabras para quererte
anudé mi realidad para dibujarte,
aquí estoy ahora llena de palabras errantes
Y un bosquejo que se marchita en mi ventana.



"Has bebido todo el manantial, fracturando el cauce con el progreso del riesgo, con el rumor de las pretensiones...
No quedara nada para cuando vuelvas de esas tierras lejanas, donde llegabas deprisa, envolviendo anillos, ligeras pasiones.
El agua arrebatada, será señuelo para intrépidos que buscan un tesoro o para ingenuos que buscan semilla.
Vendrán ocurrentes lluvias ,colmarán el laberinto impregnado de sequía.
Acusaré aves y barcas nuevas para olvidar el trajín dejado, mas no quisiera que vuelvas, cuando todo este restaurado y los helechos hayan adornado las orillas.
Espero sientas el lamento en este alcance de savia depredada.
Quédate con tus viajes y las perlas prometidas.
Este brazo muerto cristalino, divaga esperanzas para mañana fecundar otro arco iris, con lágrimas risueñas que ven ahora un trigal maduro en un designio que esta a la mano.
No quiero deberte la partida, para cuando seas un peregrino enmarañado, ni para cuando intentes entonar esa melodía nuestra, ni para cuando quieras tocar de nuevo la puerta a este germen que olvidaste.
Vete Águila silente, espera dar luz a tus sentimientos, yo me quedare aquí junto al charco mustio diseñando la brújula de lo que viene...

"La libertad sin ataduras surte en esferas de manos cálidas en la frente,
la tranquilidad cultiva deseos de entrar en ti...
Me atrapas como imán queriendo robarme, llevándome a las profundidades de tu celeste..
Las farolas encubren este arrebato, me descalzo los harapos sureños y soy Yo... únicamente yo.
La euforia de las estrellas da calor a tus palabras y algo pasa en mis chakras, el tercer ojo se abre a la intensidad de ver más allá del instante...
El equilibrio en el corazón asoma en los sentidos de tu calidez.
Curo la ansiedad para que logres tu ascensión y yo la mía.
Las caricias se entrelazan en el aire asoleado de tu recuerdo.
Y añoro tenerte en el baúl de la conciencia.
Llegan los trece días de la energía planetaria,
jugando la magia, transformando el corazón, la ilusión de tu descanso.
Soy libre como el pájaro guardián de estas huestes encantadas,
Sano las heridas añejas en las aguas de este amanecer tranquilo.
Surjo en las colinas del horizonte que me regalas
y crezco como las olas que abrazan la playa de tu memoria
Soy juguetona en el espejo del mar cálido, me baño en las aguas de tu amor,
me perfuman tus palabras y me adormezco en el tiempo que no existe... los deseos despiertan en el paisaje solitario, asoma el susurro de un ¡te amo!

¿Cuantos sueños apetecen las entrañas en los instintos de invierno?
¿Cuántos florecen cuando la siembra es de a dos?
¿Cuántas películas viajan en noches sin destino, sin conciencia, sin momentos racionales solo dejándose llevar?

Soy partícipe de los amantes, que imbuidos en penumbras
huyen buscando el peregrino interior del Amor Divino


Enfilada estoy ahora,
en el tablero de tu juego
Lianas en la sombra
abundan el misterio...
OTROS TEXTOS DE ESTA SECCIÓN  
Catalina Levín de Zentner
 
A la hora de los duendes
Bajo la Cruz del Sur
Edson Bueno de Camargo
 
De recuerdos y Fórmulas Mágicas
A ras del suelo
Fulgencio Martínez López
 
Retrato de una aparición
Cerrando el círculo
Hoja caída
En habitación extraña
Óscar Wong
 
RESACA DEVORANDO EL ARRECIFE
GOTA PEQUEÑA
CEREMONIA
CRISTAL AMARGO
Raúl Henao
 
El azar de tus pasos
Damas de luto
El ajedrez

  
Direcciones:
lepv@escribidor.com
DOCTORPRIETOVAZ@terra.es
LUISEPRIETO@terra.es
palabrasdiversas@palabrasdiversas.com

Página Personal EL ESCRIBIDOR:
 
www.escribidor.org
 www.escribidor.com
 
 
Revista literaria PALABRAS DIVERSAS
 www.palabrasdiversas.com

Copyright © 2004-2006. Todos los derechos reservados
Nuestra publicación confía de buena fe, en la autenticidad autora de los textos literarios o cualquier material que aquí aparece, pero no se responsabiliza de su veracidad

Permalink :: 3 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com